viernes, 25 de septiembre de 2015

Y entonces parió la abuela


Por César Medina ;-
Ahora con Abel Martínez aspirando a la alcaldía de Santiago aplica perfectamente el viejo refrán: “Éramos muchos… y parió la abuela”.
Porque su irrupción en la carrera municipal agrava aún más la complicada situación del peledeismo en esa provincia y en el resto del Cibao Central.
Peor aún, en la práctica traslada la lucha grupal del PLD a la segunda ciudad del país porque todo el mundo sabe que Abel Martínez es un enfebrecido seguidor de Leonel y que Monchy Rodríguez es un alfil de Danilo.
Este nuevo escenario abre aún más las posibilidades de que el PLD se fraccione impúdicamente en Santiago y pierda esa plaza-- no sólo el municipio cabecera, sino la provincia completa--, frente a candidaturas frescas o renovadas que pueda presentar la oposición.
El nieto de Antonio Guzmán-- hijo de Sonia y José María, nominado ya candidato a senador por el PRM--, es potencialmente un contrincante a tomar en cuenta: tiene referente familiar, recursos económicos, juventud, inteligencia y penetración en la clase de poder provincial.
La boleta del PRM pudiera complementarse en el nivel municipal con otro joven de Santiago con ascendiente en la Iglesia para darle la batalla a un PLD ufano que no irá unido al PRD ni al PRSC, que también llevarán candidatos propios… ¡Le están sirviendo la mesa a la oposición!
… Rareza en el sancocho
La boleta oficialista en el municipio de Santiago viene dando tumbos desde hace rato. Monchy Rodríguez, director de los comedores económicos, es cercano a Danilo Medina, que indirectamente apadrina su candidatura.
El contendor de mayor cuidado que tenía Monchy era Fernando Rosa. Pero Fernando Rosa se retiró para apoyar a Monchy en un acto donde Euclides Gutiérrez proclamó irregularmente esa candidatura dizque por instrucciones de Danilo.
Hasta anteayer la eventual aspiración de Abel a la alcaldía de Santiago no era más que conjetura sin ningún sentido porque se entendía que Abel había anclado sus intereses políticos en la capital por su largo período de seis años en la presidencia de la Cámara de Diputados.
Su anuncio de que quiere ser medido como posible candidato en Santiago sorprendió no sólo a los peledeistas sino también a la oposición y a periodistas y “opinólogos” siempre pendientes de las ocurrencias políticas. Es obvio que tiene el apoyo de Leonel…
El pato al agua…
Si Abel lanza definitivamente su candidatura a la alcaldía de Santiago pudiera producirse una situación bastante incómoda para el Presidente Medina… No parece ya prudente que Danilo retire su apoyo a Monchy, pero enfrentar a Leonel en Santiago a través de Abel está contraindicado en esta coyuntura… Primero porque Abel daría batalla y Monchy no las tendría tan fácil como aparenta, pero también porque a Danilo no le conviene abrirse otro frente contendiendo innecesariamente con Leonel.
La candidatura reeleccionista necesita ante todo pacificar adentro, y esa no sería la mejor forma.
Situación parecida enfrenta el gobierno en el Distrito Nacional con la repostulación de Roberto Salcedo. Hay varios miembros del Comité Político apoyando abiertamente a Domingo Contreras, y hay quienes dicen que gente muy cercana al Despacho presidencial anda en actitud similar.
Roberto es considerado muy cercano a Leonel, y a Contreras le quieren atribuir cercanía de último momento con Danilo. Las candidaturas menores ponen en riesgo la unidad del PLD