viernes, 18 de septiembre de 2015

RD promete acción desde 1 de octubre

Puerto Plata;- El Ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, declaro ayer que tras el  llamado del gobierno a consulta a su embajador en Haití, Rubén Silié, el próximo paso que dará la República Dominicana será la rendición de un informe a cargo de su representante para, a partir del 1 de octubre, tomar las medidas diplomáticas que sean requeridas.
“El primer paso que ha dado el país es llamar a su embajador a consulta; a partir de ahí se definirán los próximos pasos a dar en materia diplomática”, advirtió Navarro.  
El funcionario explicó que la prohibición de entrada, vía terrestre, de 23 productos del comercio dominicano hacia Haití afecta en mayor proporción al vecino país, porque los precios de los productos restringidos van a incrementarse.
También  reconoció que eso afectaría la producción nacional.
El canciller aseguró que República Dominicana manejará con la “mayor prudencia posible” la situación actual con la vecina nación, promocionando las mejores relaciones con Haití, y que en la medida que “ellos tomen medidas que afecten el comercio, responderemos consecuentemente”.
El país continuará apostando a que, en algún momento, las autoridades haitianas comprendan que lo mejor es mantener relaciones armoniosas con República Dominicana.
Navarro afirmó que prefiere creer que la intención del gobierno haitiano no es seguir dañando la imagen de esta nación.
Consideró que los conflictos generados en los últimos días forman parte de la cotidianidad entre dos naciones que comparten un mismo territorio y el proceso eleccionario que vive la nación vecina, y que el consecuente cambio de sus autoridades pudiera ser auspicioso para las relaciones bilaterales.
Navarro ofreció esas declaraciones al participar en la apertura del foro “Invierte en RD”, auspiciado por el Centro de Exportación e Importación de República Dominicana (CEI-RD), que se desarrolla en el Hotel Gran Ventana, en Puerta Plata.
El Gobierno dominicano ha acusado a Haití de violar compromisos binacionales asumidos entre ambas naciones, al anunciar el cierre de su frontera terrestre a la importación de 23 productos dominicanos.