sábado, 1 de agosto de 2015

¡Esta Isla no es un solo país!

Todo comenzó cuando en CNN en español, el secretario de la OEA, Sr. Luis Almagro, sentenció que esta Isla era un solo país. Le citamos: “Generalmente cuando es una Isla no hay dos países, es un solo país. aunque sea una isla grande como Australia”.
Al oír aquello, nuestra primera impresión fue de incredulidad. La incredulidad es la incapacidad de conceptualizar y darle categoría de realidad y veracidad a algo que nos llega de la avenida de los sentidos, usualmente auditiva o visual. ¿Cómo puede un diplomático elegido casi unánimemente por los 34 estados de la OEA mostrar semejante ignorancia diplomática, cultural y política? Más adelante dice que “tenemos diferencias culturales y sociales”, pero insiste en llamarnos un solo país. ¿Qué diferencia a los países que no sea sus diferencias culturales, sociales y orígenes, Sr Almagro?
Nuestras raíces son distintas, nuestra historia habla por sí sola. El Sr Almagro revelaba una ignorancia brutal de nuestra realidad. Así pensábamos al principio, antes de caer en cuenta y realizar otra realidad más hartera y siniestra.
¡La OEA sabe que somos dos países!ÖEl Sr Almagro lo que hizo fue una provocación macabra y audaz para encender la mecha de por sí corta del pueblo dominicano, para provocar una revuelta, una sediciosa reacción, ¡y tener razones para una acción más directa como la de 1965! La OEA juega con fuego, “cuqueando” al pueblo dominicano.
Durante décadas la familia Castillo ha hablado de un Plan de Unificación de las potencias extranjerasÖ y habían sido llamado “paranoicos”, “obsesivos” y toda una serie de epítetosÖ Ahora no nos queda la menor duda, y como dijimos en una colaboración anterior, quizás ellos y muchos otros que nos advertían de esto, “podrían tener sus oídos en la historia y sus intuitivos ojos en un peligroso futuro que podría avecinarse en lontananza”.
Sr. presidente Medina: ¿Qué hacemos negociando ante una comisión que ya tiene (y quizás siempre tuvo) la frase de Toussaint como premisa? ¿Es ese concepto un signo de “imparcialidad”? ¡Sea proactivo! ¡Su silencio hace que se colme la copa a punto de rebosar! Decíamos que la malla de la conciencia de los pueblos es muy fina y débil cuando los arquetipos de su historia heroica bullen en su Inconsciente Colectivo! ¡No espere la erupción de ese volcán cuya lava puede estar enrojecida!
Nos esperan meses aciagos. La agresividad de Haití y el infome de la OEA es signo de elaboración de estrategias que se tejen contra la República. Hay señales ya claras. ¡No es paranoia! ¡Es momento de Congregación de todas las fuerzas vivas de la Nación, gobernantes y opositoras en una Unidad Nacional.
La fragmentación de aquellas Fuerzas que representan los valores más nobles y rectos en momentos de inestabilidad interna e internacional, es la peor movida en el ajedrez político de la historia de los pueblos. Hay veces que tenemos que sopesar y establecer prioridades, pedirle a Dios frialdad y claridad de mente y juicio, para que nuestras decisiones sean las mas acertadas en los momentos adecuados, para el bien común y la salud democrática.
El informe de la OEA es una burla a la Nación, no podemos negociar ni dialogar más de lo que hemos hecho. Nuestro pueblo está cansado de traiciones y dobles morales. Nuestro Canciller es un hombre serio y honesto, pero la estrategia (si alguna) ha sido un desastre!
Señor Presidente, por favor, realice la intención de los que lastiman el blasón de la Nación y la macabra actitud de algunos de sus propios “dialogueros”. Revístase de coraje y haga cumplir de inmediato la Constitución de la República, ¡¡todo un pueblo lo respalda!! ¡Hágalo... antes de que sea demasiado tarde!!
Por Miguel Antonio Fiallo Ch. ;-