sábado, 22 de agosto de 2015

Acuerdo va

Creo que, por encima de las escaramuzas de la alta dirección reformista, las cosas finalmente apuntan hacia el cierre de una nueva alianza electoral  PRSC-PLD o, más bien, de un acuerdo político Danilo Medina-Quique Antún. El entendimiento, pese a la existencia de una corriente interna mayoritaria que aboga porque la organización fundada por el doctor Balaguer se embarque en un proyecto propio, con Quique  como candidato, estaría más cerca de lo que muchos se imaginan.
Sería  cuestión  de horas para sellar el acuerdo, tal como es sospecha de muchos desde un primer momento. Para esa sospecha -o percepción- cuenta mucho las buenas y viejas relaciones entre el hoy Presidente del país y el titular del partido colorado, así como la realidad de que el PRSC no es partido para estar abajo, sino para participar de alguna forma en las tareas de Estado. ¿Cuándo no ha sido así? Hasta ahora, Antún -que tiene el control de la organización, y las cosas finalmente se harían por donde él paute- tiene encima la doble presión de una mayoría que propugna porque el partido emprenda viaje electoral (solo porque “se la juegue”), que es el lado en el que el hombre dice estar, y otra, en la que figuran varios “compatriotas” con cargos en el gobierno, que se han adelantado a ofrecer respaldo público a una nueva gestión del presidente Medina. Como se sabe, eso dio lugar a, por los menos, dos expulsiones, que el Tribunal Electoral impidió materializar, y a una “amonestación”.
Hubo quien entendiera que ni una cosa ni la otra procedía, en función de que el mandato que recibieran los diputados del PRSC para votar a favor de la reforma constitucional para que Medina se pudiera reelegir era más que una señal de por donde soplarían los vientos de las alianzas políticas con miras al 2016(¿).Pero vamos a los números y a los “amagos”: El jueves se reunió el Consejo Presidencial del PRSC, incluyendo a los “expulsados” Modesto y Alexandra, y la “amonestada” Lila Alburquerque.
Ésta lucía tranquila; Alexandra con rostro serio; el senador Vásquez a favor de la alianza, y Modesto, que apeló a la democracia cuando Quique cerró los debates para evitar asuntos fuera de control y sometió a votación la propuesta de alianza con el PLD.
Resultado: de 49 presentes, solo siete votos fueron a favor. Pese a esto, y a que Danilo y Quique afinen detalles, creo que el acuerdo ya es un hecho. Lo que hay: siete diputados, cero senadores, porque Vásquez y Adriano son morados... y luego hablamos. Veremos.
Por Luis Encarnación Pimentel ;-