viernes, 31 de julio de 2015

WikiLeaks: EE.UU espía al primer ministro japonés y a grandes compañías

Según una revelación de WikiLeaks, la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) espía al primer ministro japonés Shinzo Abe y a empresas japoneses como Mitsubishi desde 2006. La NSA comparte la información recabada con Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Reino Unido.
El Gobierno japonés encabezado por el primer ministro Shinzo Abe está siendo espiado por Estados Unidos. La NSA comparte la información con sus aliados, como Australia, según documentos secretos de Inteligencia publicados por WikiLeaks.
Informes filtrados y documentos técnicos de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos revelan que EE.UU. se habría asegurado un acceso profundo al funcionamiento interno del Gobierno japonés, obteniendo de forma rutinaria información altamente sensible en temas como las relaciones con Estados Unidos, cuestiones comerciales o la política sobre el cambio climático.
En el encuentro que mantuvo el pasado mes de abril en Washington con Abe, objetivo principal de espionaje, el presidente Barack Obama describió a Japón como "uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos en el mundo".
Según WikiLeaks, la NSA espía a conglomerados japoneses, funcionarios del Gobierno, ministerios y asesores de alto rango desde hace casi 10 años, desde el primer mandato del Shinzo Abe, que duró desde septiembre de 2006 hasta septiembre de 2007.
Entre los objetivos de la NSA figuran funcionarios del Banco Central de Japón y del Ministerio de Finanzas, el ministro de Economía, Comercio e Industria, Yoichi Miyazawa, la división de gas natural de Mitsubishi y la división de petróleo de Mitsui.
La filtración demuestra que EE.UU. también tiene acceso a cuestiones como las importaciones agrícolas y las disputas comerciales, los planes de desarrollo de técnicas japonesas, la política nuclear, la correspondencia con organismos internacionales como la Agencia Internacional de Energía, etcétera.