martes, 28 de julio de 2015

Sobre la carta de Supplice

El embajador y analista político Guarionex Rosa hace precisiones interesantes en su última entrega de este domingo sobre la crisis diplomática dominico-haitiana a propósito de la carta del destituido embajador Daniel Supplice al presidente Michel Martelly… “(…) Esa carta --dice Guarionex--, podría tener más valor que toda la campaña que ha hecho la República Dominicana en el exterior tratando de revertir la infamante versión de la apatridia y de las deportaciones masivas y de que forzó la salida de haitianos”.
Es una afirmación que nadie duda porque provino no sólo del embajador del país victimizado --un sociólogo, profesor universitario y haitiano libre de toda sospecha--, sino también porque desmiente los argumentos de su propio gobierno que han servido como ariete para acusaciones tan falaces en el plano internacional.
Guarionex ausculta con su bisturí hasta lo más profundo en procura de las razones que motivaron al embajador Supplice a darle en la Santabárbara al Presidente de su país en una misiva cargada de reproches y recriminaciones por su política absurda y mentirosa contra la República Dominicana.
“Las rencillas entre el presidente Martelly y el embajador Supplice vienen de lejos. El destituido embajador aspiraba a ser el Primer Ministro a inicios del régimen del gobernante en mayo de 2011, pero la camarilla de Palacio impuso a Gary Conille”, dice Guarionex Rosa, uno de los analistas más versados en asuntos haitianos y ex embajador dominicano con sede en Puerto Príncipe.
… Una brecha para RD 
La observación de Guarionex sobre los efectos de la carta del embajador Supplice a favor de la República Dominicana puede valorarse desde el momento en que el Departamento de Estado se percata de que Martelly quiere meter un “cubo electoral” a costa de la crisis dominico-haitiana.
Ya Estados Unidos había dado el alerta sobre la estratagema del gobierno haitiano, y pidió a la República Dominicana que no le diera la razón a Martelly al vencerse los plazos para repatriar a miles de ellos que no lograron regularizar su estatus y quedaron fuera del Plan de Regularización.
En eso nosotros debemos ser tolerantes y consecuentes, ayudando a ganar tiempo. No existe ninguna necesidad de sacar a nadie ahora, es cuestión de esperar unos meses para empezar organizadamente a repatriar a los hermanos haitianos que no pudieron regularizar su estatus… Sin ninguna prisa, sin atropellarlos, pero todos y sin drama.
Y que sea producto de una negociación de altura entre dos vecinos que se respetan porque saben que tienen que vivir uno al lado del otro, ayudándose recíprocamente a ser cada vez más grandes, sin golpes bajos ni malquerencias, respetando cada uno los derechos del otro…
Este quiere guerra…
…Está claro que eso no va a ocurrir en el gobierno de Martelly. Porque Martelly quiere provocar una crisis humanitaria para no convocar elecciones presidenciales en octubre y quedarse en el poder.
La Comunidad Internacional, con el Departamento de Estado y ONU a la cabeza, declararían ese gobierno como ilegítimo…Y duraría horas en el poder.
Pero Martelly seguirá buscando razones para no hacer elecciones parlamentaria el 08 de agosto --ya a unos días--, ni las presidenciales el 09 de octubre… Siempre haciéndose víctima de la República Dominicana y buscando la conmiseración internacional.
¡Porque el fin es terminar quedándose en el poder sin elecciones…!
Por César Medina ;-