jueves, 16 de julio de 2015

RD:“No hay condiciones para diálogo con Haití”

El canciller Andrés Navarro habla con la prensa sobre la
posición firme del gobierno dominicano de no dialogar
con Haití mientras ese país siga sus ataques contra
la República Dominicana.
ANDRÉS NAVARRO DECLARÓ QUE NO SE PUEDE HABLAR EN MEDIO ATAQUES
Santo Domingo;- El ministerio de Relaciones Exteriores, Andrés Navarro, manifestó que en estos momentos no hay condiciones para el diálogo con Haití, mientras el gobierno de ese país mantenga su actitud de ataques en contra de la República Dominicana.
“Usted no le puede pedir a nadie que se siente a dialogar cuando usted está con una agenda de ataques y de imputaciones infundadas, contra la otra parte”, significó Navarro.
Asimismo, el Canciller proclamó que la Organización de Estados Americanos (OEA), se juega su credibilidad con el informe sobre la visita de la comisión que estuvo en el país, constatando la aplicación del Plan Nacional de Regularización.
Rechazó enfáticamente las versiones que indican que se había negociado la posposición del retorno voluntario, lo que además definió como fruto de las especulaciones.
Indicó que el llamado al diálogo entre Haití y República Dominicana, por las acciones impulsadas de parte del gobierno del vecino país, tiene que estar condicionado.
“La República Dominicana no puede irse a sentar con Haití, mientras esas condiciones actuales no cambien, por parte del gobierno haitiano”, dijo.
Al  hablar con periodistas y previo a un acto de la Juventud del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en su Casa Nacional, explicó que la actitud de Haití debe registrar un cambio ante la comunidad internacional y la sociedad dominicana.
“La nación dominicana necesita ver una señal clara de parte del gobierno haitiano, de que ha cambiado de actitud con respecto a República Dominicana, porque si a alguien le debe quedar clara la naturaleza y la bondad de la política migratoria es el gobierno haitiano, porque se la hemos dado a conocer desde el principio a todos los niveles”, enfatizó.
Subrayó que como Gobierno, ratifica la vocación al diálogo, pero en condiciones adecuadas que lo permitan, “y las condiciones que ha creado el gobierno haitiano, con las declaraciones que ha emitido en foros internacionales, no permiten el diálogo entre ambas partes”.
Dijo que es por ello que como gobierno se está respondiendo también a todas las dudas y expectativas de la población dominicana.
“Hemos exhibido una voluntad y un compromiso para garantizarles las condiciones de los inmigrantes, como ningún país del hemisferio, la República Dominicana ha aplicado un Plan de Regularización con unas normas que garantizan los derechos humanos de todos los ciudadanos”, apostilló.
Precisó que incluso se está concluyendo el Plan Nacional de Derechos Humanos.
Precisó que la OEA, en estos procesos tiene que poner a prueba su credibilidad, al tiempo de precisar que República Dominicana está apostando al fortalecimiento y renovación de ese organismo.
Reveló que es por esta situación que el país se ha propuesto como sede de la próxima asamblea, a celebrarse el 13 de junio en Santo Domingo.
Precisó que el país será el escenario para realizar una asamblea histórica, porque en ella se dará la reforma que está en proceso para esta organización.
Dijo que lo que espera el gobierno dominicano, como ha dicho el presidente Danilo Medina, es que el informe sea objetivo.
“Como sabemos que tenemos la razón y que lo hemos hecho bien, si el informe es objetivo estará justificado con esta reforma migratoria”, dijo.
Sobre las supuestas negociaciones para detener el retorno voluntario de los nacionales haitianos, dijo que se trata de especulaciones.
DEFENSA ANTE LA OEA
Recientemente el embajador dominicano Pedro Vergés, dijo que República Dominicana está abierta al diálogo pero aseguró que “rechaza todo intento de obstaculizar el ejercicio de su soberanía y su capacidad de autodeterminación como nación”.
Vergés respondió así al canciller de Haití Lener Renauld, quien dijo en su intervención que el Plan Nacional de Regularización que desarrolla el gobierno dominicano genera una situación de apátridas.
El diplomático dominicano agregó que “Haití acomoda la realidad a sus intereses y la distorsiona” y aseguró que “en República Dominicana no hay apatridia. “No ha habido deportaciones desde 2013 y no ha habido violencia contra las personas que han optado en semanas recientes por retornar voluntariamente”, dijo Verges.