jueves, 2 de julio de 2015

La Tanta Extendida me quita un dolor de cabeza

La Mata, Sánchez Ramírez;- Las madres de esta comunidad enviarán a sus hijos a estudiar en la jornada de Tanda Extendida el próximo año escolar, un acontecimiento que transformará sus vidas.

Fotos 

La Escuela Básica La Mata, ha sido ampliada, remodelada e integrada a la Tanda Extendida. ¨Ahora tendremos más tiempo para aprender¨, asegura Ana Érika Castro, alumna de octavo grado.

La masa pobre tiene la comida
Carmela Liriano, madre de Ana Erika, manifestó que el nuevo programa educativo servirá de mucha ayuda para los niños, entiende que es un gran beneficio, ya que ¨saldrán más inteligentes¨.
Martha Nolasco, madre de tres niños, entiende que con la Tanda Extendida sus hijos tendrán un mejor aprendizaje.
Carmela Liriano y Martha Nolasco coinciden al señalar que el nuevo modelo educativo les dará la oportunidad de trabajar fuera del hogar y de realizar algunas diligencias.
Emenegilda Almonte, manifestó que con la Tanda Extendida ella tendrá una ayuda con el desayuno y la comida de sus nietos ¨porque donde la masa pobre tiene mayor gasto es en la comida, porque eso es de todos los días¨, enfatizó.
Con el juicio en su puesto
Las madres María Isabel Regalado, Aracelis Santos y Lucia Paulino Díaz, también serán beneficiadas con la Revolución Educativa  al llevar por primera vez a sus hijos a una escuela que los acogerá de ocho a cuatro de la tarde.
¨Muchas veces hay muchos padres que no tenemos el juicio en su puesto, porque no tenemos el pan de cada día para nuestros hijos¨, afirmó Lucia Paulino, quien tiene cuatro niños. Dijo que se quitará ¨un dolor de cabeza¨.
El señor Miguel Ángel Cruz Martínez, está al cuidado de un nieto de cinco años, dijo sentirse seguro de que ahora su hija podrá retomar sus estudios universitarios.
Cornelia Coronado, otra ama de casa de la comunidad confía que su niño de cinco años recibirá una buena educación. ¨Ahora los niños tendrán menos tiempo para estar vagando en las calles¨, apuntó.
Con relación al desayuno, comida y merienda que recibirán los estudiantes en la escuela, dice que es un gran beneficio para aquellas madres solteras que muchas veces carecen de dinero para cubrir la alimentación de sus hijos.
Su negocio se reactivó con trabajos en la escuela
María Magdalena González Batista, propietaria de  una pequeña ferretería vio incrementar las ventas de su negocio durante los trabajos de ampliación de la escuela, ¨Vendí muchas cajitas para instalación eléctrica¨, contó.
Además del beneficio en su negocio, dice que su hija de tres años estudiará bajo la modalidad de la Tanda Extendida, lo que le permitirá a ella dedicar más tiempo a atender su ferretería.