miércoles, 15 de julio de 2015

“Ahora un niño puede irse en la mañana a la escuela hasta con un vaso de agua”

Los Girasoles, Santiago;- Con la construcción del Liceo Monseñor Juan Antonio Flores, muchas madres sienten alegría, así es el caso de Viviana Toribio.

Fotos 

“Ahora un niño se puede ir a la escuela hasta con un vaso de agua”, afirmó, al referirse al sistema de la Jornada Escolar Extendida.

El liceo hacía mucha falta 
Viviana explica que el liceo hacía mucha falta, por lo que fue reclamado por las organizaciones comunitarias por más de cinco años.
Para mandar a sus hijos a la escuela, Viviana tenía que pagar 80 pesos diarios, además de la merienda y el desayuno.
Cerca de la casa y con la comida segura
“Es lo mejor que ha hecho el Gobierno para las madres solteras, ya que se ha preocupado por la educación y la alimentación de los niños”.
Los vecinos han pasado por muchas dificultades económicas, pero ahora sus hijos estudiarán tranquilos, cerca de la casa y con la comida segura.
Estudiantes de los sectores Los Girasoles, Arroyo Hondo, Las Flores, entre otros, tenían que pagar hasta cien pesos de pasaje para ir a estudiar.
Al valorar la importancia de esta iniciativa, Vanessa González, también vecina del lugar y madre de tres hijos, explica que este es el primer liceo que se entrega a estas comunidades. Está feliz porque su hijo formará parte de la Jornada Escolar Extendida.
Los niños estarán concentrados en la casa estudiando
“Ahora los niños no tendrán mucho tiempo para estar vagando en la casa, estarán concentrados, estudiando”.
Con este plantel escolar, las madres que trabajan no estarán preocupadas por la comida de sus hijos.
Dejaré de pagar siete mil pesos por el cuidado de mis hijos
El nuevo liceo reduce mucha preocupación a madres que tenían que enviar a sus hijos a centros educativos lejos del hogar.
Judelkis Espinal, madre de dos hijos que estudiarán en la Jornada Escolar Extendida, ahora se ahorrará siete mil pesos que pagaba por el cuidado de sus niños.