viernes, 19 de junio de 2015

Partido Revolucionario de Liberación Reformista

Quizá se le fue la mano a Danilo Medina, pero será el único presidente que logra gobernar con el apoyo de las fuerzas históricas.
Con un plumazo borró las adversidades y ahora gobierna con el virtual Partido Revolucionario de la Liberación Reformista (PRLR).
Nadie ha podido rebatir mi afi rmación de que Danilo ha resultado ser más astuto que los líderes del pasado. Logró lo que nunca se hizo, unir los opuestos.
Ni Bosch con su gran habilidad táctica, o Peña Gómez con su capacidad de movilización de masas; tampoco Balaguer con su mezcla de represión y chuleo. Peña Gómez dos veces dejó escapar la presidencia por no aceptar el apoyo de Balaguer.
Ante el rechazo el reformista negoció la segunda vuelta en el 1996 con el PLD y pactó para que Leonel Fernández se elevara a la cima. Así el zorro colorado pagaba una deuda de trampa en el juego, pero se alejó de los morados y en la siguiente contienda apoyó a los blancos para saldar la otra trampa pendiente.
Balaguer quería irse en paz o dejarlos enfrentados.
En esas turbulentas aguas navegó Danilo. En una que otra ocasión se le mojó el capote pero atesó el cable para mantenerse a flote. Se reinventó a sí mismo tras la derrota interna para la candidatura del 2008 y allí está, como la Puerta de Alcalá, viendo pasar el tiempo.
Danilo, como un diestro ha dado capotazos y mostrado verónicas dignas de crónicas taurinas. Le muestra a todos, lo ya dijera antes: que el país perdió una oportunidad con el más capacitado para presidente.
Vota por Hipólito Mejía fue botar el sufragio. En un desayuno en la casa de César Medina, hace varios lustros, Danilo nos explicó su visión de Estado. Está más afinado y lo muestra en sus manejos.
Al ganar la candidatura presidencial para el 2012, con expresiones muy firmes denegó la reelección para atrapar con la guardia baja a todos los aspirantes. Con gran maestría hizo su cobertura de camuflaje.
Ha sido cosa de cerco y aniquilamiento.
Danilo pasa a la historia como gran maestro del poder.
Ahora confecciona un gobierno con el PRLR. Bajo la intención de un gobierno de unidad nacional comparte el pastel gubernamental morado- blanco- rojo. Mientras
Por Alfredo Freites ;-