martes, 9 de junio de 2015

Haitianos se resisten a regresar a su país

ABARROTAN OFICINAS EN SANTIAGO
Santiago;- Haitianos indocumentados que buscan regularizar su estatus migratorio en los centros de documentación que operan en cinco provincias del Cibao, dijeron ayer que no quieren regresar a su país y que buscarán mecanismos apropiados para evitar que se les repatríe a partir del 17 de este mes cuando venza el plazo.
En tanto, los pedigüeños haitianos que pernoctan en calles de Santiago y otras provincias del Norte, no se observaron ayer.
La cantidad de inmigrantes, la mayoría haitianos que buscan regular su situación migratoria, aumentó ayer en los centros de Santiago, Puerto Plata, Mao, Dajabón y San Francisco de Macorís.
Asimismo, la Dirección Cibao Central de la Policía Nacional informó que en lo concerniente al centro de documentación de Santiago, siguen redoblando la seguridad, debido a las reyertas que se originan entre los mismos haitianos que buscan obtener los primeros turnos. Haitianos dijeron que la vida en su país es difícil y que por consiguiente, no quieren regresar y mucho menos de manera obligatoria.
“Yo vivo aquí desde hace seis años con mi pareja, tres de mis hijos nacieron en Haití, pero ella alumbró asistida por una comadrona, porque no hay hospitales, aquí mis otros dos hijos nacieron en el Hospital José María Cabral y Báez, no es lo mismo, no queremos que nos regresen; y si lo hacen, trataremos de volver”, dijo el obrero de la construcción Jean Baronite Ansé. De su lado, la ama de casa Onyita Pentehousá refirió que vivir en Haití es un infierno.
“Aquí al menos la gente subsiste, lo que se saca a vender a las calles, se vende, allá no (Haití), porque hay muchos vendedores y vendedoras, son más las personas que venden, que las que compran”, indicó.
Otro de los obreros explicó que lo ideal sería ocultarse para evitar la deportación si no logran aplicar al Plan.