martes, 19 de mayo de 2015

¿Señales o deseos?

Unas versiones periodísticas recrean posiciones ya casi irreconciliables y otras, eminentes acercamientos. En medio de la incertidumbre, señales de apaciguamiento surgidas en las últimas horas sugieren algún cambio de actitud entre los grupos enfrentados en el PLD.
El discurso sobre diferencias y contradicciones se nota reducido, como si la razón se comenzara a imponer de algún modo y hacen pensar que estaría en marcha un movimiento destinado a lograr una salida armoniosa a la crisis interna de la organización. Si se corresponde con la realidad, es alentador para el futuro institucional del partido morado, cuya preservación es importante. Juega su papel dentro del sistema de partidos, en la competencia proselitista y en las opciones frente al electorado.