jueves, 28 de mayo de 2015

Magali Pérez, una mujer, madre, que triunfa por trabajo y apoyo del Gobierno

El Gobierno de Danilo Medina ha dado la oportunidad para que los chiquitos también tengan acceso al crecimiento y el desarrollo a través del apoyo a las pymes.

Fotos

Magali ya no vive en un patio, ahora es empresaria
Así lo expresó Magali Pérez, la única mujer con un taller para construir pupitres, quien vivía en un patio, sin pareja, con dos hijos y sin trabajo, cuando inició el proyecto de reparación de pupitres en un taller que improvisó encima de su casa.
Dos contratos, uno de 17 y otro de 28 millones de pesos
Hoy, Magali es una empresaria de mobiliarios escolares. Ya ha conseguido dos contratos, uno de 17 y otro de 28 millones de pesos para la fabricación de ocho mil butacas, sillas y mesas para abastecer las nuevas escuelas de la Tanda Extendida.
Por el camino correcto, concursó y ganó
Ella obtuvo esos contratos luego de inscribirse como suplidora del Estado y participar en los concursos para la confección de mobiliario para suplir los centros educativos. La última licitación fue de 400 millones de pesos y en ella participaron unos 140 fabricantes de sillas, mesas y butacas escolares.
25 empleados
Al respecto, dijo que gracias a las iniciativas que ha implementado este Gobierno posee una empresa con 25 empleados y con capacidad de acceder a contratos millonarios, como los que detenta en la actualidad.
Organizada
Ella es parte de la Asociación de Fabricantes y Reparadores de Muebles Escolares. Esta entidad cuenta con una matrícula de 140 constructores y 700 reparadores esparcidos en todo el país. “Ahora le estamos dejando la soldadura, la pintura y la reparación en sentido general a los pequeños talleres, porque ellos también tienen derecho a comer”, manifestó Pérez.
Logro de mujer
Es la única mujer con un taller para construir pupitres. Ella dijo que no ha sido fácil dirigir a hombres en una labor que tradicionalmente es masculina, pero con esfuerzo y empeño lo ha logrado. Para ello, tuvo que aprender a realizar una serie de labores relativas a la fabricación de mobiliario para uso educativo.
 “Al principio fue difícil. Tuve que aguantar muchos corrientazos y quemados de la máquina soldadora. Pero no podía dejar a mis hijos pasando hambre, ni que todo ese dinero fuera a parar a empresas chinas y japonesas, que eran las dueñas del mercado local de mobiliario escolar, teniendo yo capacidad para competir”, indicó Pérez.
Política de confianza
Dijo que con esta política de confianza en la mano de obra local, el país está importando menos productos y a su vez creando fuentes de empleo. Por ejemplo, el sector fabricante de mobiliarios escolares posee una empleomanía que ronda los 50 a los 60 mil puestos laborales, una buena parte de ellos creados desde el 2012.
Magali Pérez emitió estas declaraciones durante su participación como invitada en el programa Ojalá que se transmite por el Canal 4RD.
La constructora de pupitres informó que en la actualidad hay muchas facilidades para convertirse en suplidor del Estado. “Ahora están pagando rápido”, sentenció Pérez.
Llamó a todos los pequeños y medianos empresarios a sumarse como suplidores del Estado y aprovechar la democratización del crédito que se aplica en este gobierno, para adquirir mayores recursos, crear más fuentes de empleos y mejorar las condiciones de vida de aquellas personas que habitan en su entorno.