viernes, 8 de mayo de 2015

“El orgasmo de mi vida” y la diversidad del orgasmo femenino

Una de las ideas claves que intenta divulgar todo sexólogo es la de la diversidad que existe en lo referente a lo sexual. Hoy, tanto medios de comunicación, como publicidad, cine o incluso la literatura nos venden un modelo de sexualidad prefabricado, en el que parece que debemos cumplir unos cánones en cuanto a cantidad y calidad, todo lo cual supone una importante presión en las parejas, que suele acabar siendo el motivo de muchas de sus disfunciones sexuales.  Y es que una de las grandes reivindicaciones en teoría del sexo, es la falta de una educación sexual que nos permita conocer la realidad de nuestra propia sexualidad, la sexualidad del otro, y la diversidad existente entre todos los individuos, incluidas sus diferentes orientaciones sexuales o peculiaridades eróticas, que en términos médicos vienen a denominarse parafilias.
Cuando se habla de pornografía, se tiende a hablar del problema que crea, sobre todo en hombres jóvenes, en cuanto a una distorsión  de la realidad del acto sexual, sobre todo referido a tamaños y tiempos, lo cual puede acarrear inseguridades y complejos a falta de otras comparativas más realistas.
Todo ello deriva a consultas en terapia, ya que muchas veces esta es la causa oculta detrás de un problema de erección. Sin embargo, poco se habla de cómo la literatura erótica actual tiende también a crear modelos de sexualidad que poco tienen que ver con la realidad, y por lo tanto, puedan distorsionar las expectativas  sexuales, sobre todo en lo referido a las mujeres, que son las que más consumen este tipo de productos.
En este sentido, el libro “El orgasmo de mi vida” (Lectio ediciones , pretende, más allá de su intención literaria, mostrar la sexualidad de mujeres diferentes, a través de cinco relatos, entremezclando tanto edades ( de los 15 a los 65 años), como situaciones personales y condiciones sociales. De esta manera, también muestra que el orgasmo femenino, puede alcanzarse de diferentes formas, saliendo del modelo coitocentrista, es decir, centrado exclusivamente en la penetración, que es una de las causas de la anorgasmia de muchas mujeres. De hecho, la gran mayoría de las mujeres no llega al orgasmo durante la penetración vaginal, si no existe además una estimulación del clítoris.
Asimismo, el libro relaciona el orgasmo femenino con diferentes conceptos más allá del placer, tales como la liberación, el poder, el amor, el deseo o el descubrimiento. Igualmente, entremezcla historias relacionadas con el BDSM como en ejemplo de peculiaridad erótica, con diferentes orientaciones sexuales, o incluso, con relaciones entre personas con importantes diferencias de edad. De esta manera, “El orgasmo de mi vida” es un ejemplo de la diversidad no sólo del orgasmo, sino de la sexualidad femenina, que marca así una diferencia entre otros libros del género erótico, y que aborda el sexo no sólo desde el ámbito literario, sino sobre todo, desde el sexológico.