jueves, 16 de abril de 2015

¡Van rumbo al precipicio!

Los legisladores leonelistas iniciaron el camino a la inmolación política… Ignoran torpemente que su actitud fanática contra la reelección de Danilo Medina conspira contra el único escenario que les podría garantizar la continuidad como diputados y senadores.
Porque si Leonel Fernández fuera el candidato del PLD en las próximas elecciones, Danilo arrasaría con las candidaturas menores en todo el país, sin importar la fórmula de escogencia que se establezca: por transacción, por convención, por encuestas, por aclamación… Si actuaran con la inteligencia y la perspicacia que se les supone y negociaran la reforma constitucional, sería Danilo quien tendría que ceder el control del Congreso y los ayuntamientos, y en ese caso se supone que el propio Leonel propondría la repostulación de sus legisladores.
En esa transacción Leonel mantendría el control partidario sacando a tiempo la cabeza de debajo de las mellizas de la patana cargada de cemento que se le abalanza encima, mientras sus legisladores y alcaldes repetirían sin mucho esfuerzo cabalgando sobre la popularidad de Danilo.
El otro escenario se proyecta ominoso para Leonel y su gente: la patana se lo llevaría de encuentro, Danilo impondría casi a todos los legisladores y alcaldes, y en caso de la derrota que se avizora emergería como el auténtico líder peledeista con el control del Congreso y los ayuntamientos. Su regreso sería cuestión de tiempo.
Un negocio inteligente…
Leonel está a tiempo de negociar la reforma constitucional con Danilo y proponer el procedimiento legal y expedito para hacerlo. Lo primero sería establecer la fórmula electoral norteamericana de dos períodos consecutivos y nunca más, consignando un provisional especificando que Medina no podría presentarse en las elecciones de 2020.
Si fuera el caso de que el procedimiento exija la convocatoria del Referéndum Aprobatorio, hay tiempo de sobra para hacerlo a través de la Junta Central Electoral, cuyo presidente, Roberto Rosario, ha reiterado esa disponibilidad constitucional.
Una consulta popular con semejantes características pasaría el tamiz institucional y sus resultados arrojarían la voluntad mayoritaria de los dominicanos, que nadie duda sería aprobatoria de la reelección de Danilo con una mayoría abrumadora… No tanto porque se expresaría el sentir de la gente por el “Si”, sino porque un voto de desaprobación implicaría una costosa campaña por el “No” y ninguna organización opositora está en condiciones económicas ni anímicas para asumirla cuando le quedan tantas tareas pendientes para las elecciones del próximo año.
No se le va la vida…
La desesperación que muestran los legisladores seguidores de Leonel no parece corresponderse con la actitud ni el sentir de su líder… En el discurso que dio el domingo en el Palacio de los Deportes, el ex presidente se empeñó en insistir en la unidad de su partido que dijo quedará sellada el próximo domingo cuando se reúna el Comité Político.
Leonel no se apresuró anunciando candidatura presidencial, y aunque concluyó sus palabras con el mismo pronóstico meteorológico sobre los vientos “que soplan fuertes”, fue notoria la ausencia de miembros del Comité Político en un acto convocado para exhibir molleros.
Sólo cinco miembros de ese organismo lo acompañaron a pesar del febril laborantismo de casi dos semanas… … Lo que se dice es que los otros cinco miembros del CC que votan con él –la proporción es de 25 de Danilo y 10 de Leonel–, trataron inútilmente de persuadirlo para que desconvocara la reunión del domingo pasado.

Por César Medina ;-