martes, 21 de abril de 2015

La “antorcha” de Leonel

En 2008 Leonel Fernández dijo con toda la razón que en política “la antorcha no se arrebata… se pasa”, en alusión al propósito inoportuno de Danilo Medina disputarle la candidatura presidencial mientras él buscaba la reelección que entonces le favorecía.
¡Me venció el Estado!, dijo Danilo cuando contaron los votos peledeístas que decidieron cuál de ellos dos sería el candidato presidencial, pero se retiró tranquilo a su casa a ver el proceso en palco de sombra mientras la euforia leonelista tomaba calles y plazas públicas.
En aquel proceso a Danilo le pidieron muchas veces que se incorporara a la campaña de su partido, y él jamás se negó… Pero insistía ante sus compañeros que él no era necesario porque estaba claro que Leonel se encaminaba a la victoria sin mayor esfuerzo.
Miguel Cocco, amigo entrañable de ambos, visitó muchas veces a Danilo para pedirle que hiciera algunas apariciones públicas de apoyo a Leonel… Y Danilo lo complació asistiendo a los mítines de cierre de campaña y estuvo al lado del presidente reeleccionista.
Leonel ganaba esas elecciones de cualquier forma –obtuvo casi el 54 por ciento–, pero la presencia de Danilo al final del día fue para él gratificante y terminó de integrar a los demorados en un proceso donde todos en el partido se necesitaban.
La historia invertida…
Ahora ocurre lo propio, pero con la historia invertida: el candidato reeleccionista es Danilo y Leonel quien lo disputa sin pasar por el tamiz de una ratificación en las bases del partido, como en 2008… Pero la frase cobra similar vigencia: ¡La antorcha no se arrebata… se pasa! Esta vez el escenario fue el Comité Político del Partido –compuesto por 35 miembros–, donde se produjo una votación de 23 a 10 y dos abstenciones, casi la misma proporción que se expresó en las primarias de 2007 cuando Danilo obtuvo casi el 30 por ciento del sufragio y Leonel el 70.
Leonel podría alegar ahora que también lo venció el Estado. Y si no lo dice, por lo menos lo piensa… ¡Si sabrá él el peso que tiene el poder en una confrontación interna de un partido gobernante! El caso ahora luce mayor complejidad.
Porque el Comité Político ha dado un mandato a sus organismos para que trabajen y respalden la modificación constitucional para hacer posible la reelección de Danilo… algo mucho más difícil que simplemente ordenarlo.
…Porque si Leonel no asume esa reforma, esa reforma no pasaría en el Congreso Nacional… Pero si se equivoca, su liderazgo queda aniquilado para siempre…
…Se la pusieron en China
El Comité Político del PLD se la puso en China a Leonel… Pero Leonel es más inteligente que eso, y se asume que se colocará un paso delante de sus contendores.
Por eso decía ayer –incluso antes de conocerse el resultado de la reunión del CP–, que lo inteligente es que Leonel se siente a negociar una salida honorable con Danilo Medina.
Porque Danilo tampoco tiene alternativa: sin los votos de Leonel en el congreso la reforma jamás pasaría… y a él lo que le interesa es seguir en el poder… …Leonel no puede tirarse contra la corriente de un río desbordado como es la reelección ya sancionada por su partido. Y Danilo tiene a mano el caramelo: ¡Reelección también para Margarita, para senadores, diputados y alcaldes leonelistas…!

Por César Medina ;-