domingo, 22 de febrero de 2015

PRSC elige a Quique Antun como su candidato presidencial para el 2016

El Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) eligió este domingo por consenso al ingeniero Federico Antún Batlle (Quique) como su candidato presidencial para las elecciones de 2016, en el marco de una Asamblea Nacional Ordinaria y/o Convención Extraordinaria que contó con la asistencia de unos dos mil delegados de todo el país.
También se escogieron catorce candidatos a senadores de diferentes provincias y cerca de un centenar de candidatos a diputados, Alcaldes y directores de Juntas Municipales. Igualmente se aprobó la designación del diputado Víctor –Ito- Bisonó como presidente en funciones del partido, siendo juramentado de inmediato por el ingeniero Quique Antún.
En su discurso de aceptación de la candidatura presidencial, el ingeniero Quique Antún dijo que asumía el reto y pondrá todo su esfuerzo para llegar al poder y acabar con la inequidad social, la inseguridad ciudadana, el desempleo y otros graves problemas que afectan a la población dominicana, pero sobre todo defender y garantizar con absoluta integridad, la seguridad e intereses del territorio nacional.
“Lleno de emoción y orgullo, quiero decirles, que asumo el reto de representar dignamente al reformismo balaguerista, en la próxima contienda electoral. Presentaré mis credenciales como dirigente político, pero sobre todo, representaré una escuela y un estilo de gobernar que se sintetiza en la frase que ha hecho popular el pueblo dominicano de que: los reformistas sabemos gobernar mejor”, resaltó en medios de fuerte aplausos.
Sostuvo que en esta asamblea se ha ratificado la decisión inequívoca del reformismo, de trillar su propio camino y de construir una nueva, refrescante, nacionalista y auténtica opción de poder, “que ponga el oído en el corazón del pueblo e invierta hasta el último centavo recaudado, en mejorar las condiciones de vida de las gentes”.
Resaltó asimismo que en su gobierno se implementará el modelo de Joaquín Balaguer sustentado en una férrea política de ahorros y disciplina fiscal, así como en la reducción del gasto corriente y del endeudamiento.
Quique Antún aseguró asimismo que se centraría en el fomento de la inversiones públicas, orientadas a fortalecer la producción nacional y en la generación de empleos productivos, especialmente aportando sustanciales recursos al sector agropecuario a tasas preferenciales “y en la defensa acérrima de nuestra soberanía nacional”.
Entiende que la nación requiere de un gobierno que reviva la alegría de los dominicanos, “y para ello, es imprescindible mejorar sustancialmente la calidad de vida de los ciudadanos, como la de los jóvenes profesionales que viven irritados porque después de tantos años de sacrificios para obtener un título, no encuentran un trabajo digno”.
Dijo asimismo que los pobres del país ya no aguantan más miserias y los salarios no alcanzan siquiera para dar de comer a la familia.
“La salud sigue siendo un lujo inalcanzable para las mayorías y la inseguridad ciudadana, nos acorrala día a día”, agregó.
Tambien se refirió a los tediosos apagones que siguen afectando la economía y a la falta de techo propio que sacude el espíritu trabajador de los pobres del país.
En ese sentido, Quique Antun dijo “nadie nos arrancará nuevamente las ansias de progreso ni nadie tronchará nuestra alegría”.
“Como presidente de la República, trabajaré bajo estrictas normas de austeridad, porque no permitiré que el dinero que paga el pueblo en impuestos, se malgaste, ni se dilapide”, dijo Antún Batlle en medio de fuertes aplausos de unos dos mil delegados que asistieron a la Asamblea Nacional Ordinaria y/o la Convención Nacional celebrada en el Pabellón de Voleibol del Palacio de los Deportes, donde fue electo candidato presidencial a unanimidad.
Sostuvo que ese dinero, será devuelto en inversiones al pueblo que lo genera y sobre todo, “para continuar sacando a millones de dominicanos del umbral de pobreza en que viven”.
Dijo que en su gobierno habrá la implementación de políticas y acciones dirigidas a preservar el medio ambiente y garantizar el orden y la paz, así como procurar mayores niveles de inversión extranjera.
“Se invertirá en los jóvenes, en las mujeres y en garantizar una vejez digna a todos los dominicanos”, destacó en su discurso.
ACABAR CON LA INEQUIDAD SOCIAL
Sostuvo que hay que acabar con la inequidad social existente en el país, ya que se registran niveles impresionantes de crecimiento económico en las últimas cuatro décadas, “y sin embargo esto no se ha traducido en la disminución de la pobreza”.
“La concentración del poder político y económico en pocas manos, ha llevado a nuestro país a registrar niveles inaceptables de inequidad y de injusticia social”, dijo.
Quique Antún afirmó que vivimos en un capitalismo salvaje que lo quiere todo, “un capitalismo salvaje que hunde a los más humildes en una asfixiante pobreza y una terrible exclusión social, mientras convierte la patria en un Estado donde prevalece la anomia social, lo que constituye una seria amenaza para galvanizar los valores patrios que nos sustentan como nación”.
Estamos viviendo un dramático proceso –agregó- en que la clase media, construida por Balaguer, se extingue aceleradamente, dando paso a un hecho histórico propio de la barbarie, y es que el cuatro por ciento de la población, se está adueñando del 96% de las riquezas, reproduciendo así un modelo económico inaguantable, que tendrá que colapsar más temprano que tarde.
Dijo que ante esa situación, se impone el surgimiento de un gobierno respetuoso de Dios, que se oriente por la doctrina social de la iglesia, y decidido a proporcionar equidad y justicia en la distribución de nuestras riquezas, y que brinde oportunidades de empleos, progreso y bienestar para todos.
BATALLA DURA
El candidato presidencial del PRSC reconoció que será una batalla dura, difícil y llena de escollos, “pero pondré todo mi esfuerzo al servicio de alcanzar el poder y trabajaré junto a ustedes, para que alcancemos además, posiciones congresuales y municipales en beneficio del país”.
“Vamos tras la Presidencia de la República, para impulsar las mejores prácticas de gobernar que nos legó nuestro fundador, el doctor Joaquín Balaguer”, dijo.
Sé –agregó- que tendremos que ganar palmo a palmo cada batalla librada. Pero tengo la certeza, la firme y plena certeza, de que el pueblo dominicano anhela un cambio de rumbo.
Dijo en ese sentido, que el pueblo anhela reconquistar la seguridad ciudadana, y crear fuentes de riquezas y desarrollo.
“En cada uno de mis recorridos realizados últimamente por el país pude observar que el pueblo anhela un reformismo dispuesto a jugar el rol de reconducir a la nación por nuevos senderos”, resaltó Quique Antún, lo que motivó que todos los dirigentes y delegados se pusieran de pie para aplaudir de manera entusiasta y gritar al unísono y a todo pulmón la consigna reformista “Llegó la hora, empecemos ya”.
NO PERDAMOS LA ESPERANZA
En su discurso, interrumpido en múltiples ocasiones por los aplausos y algarabías de los presentes, exhortó a los dominicanos a mantener encendidas las llamas de la esperanza, “porque no hay espacio para la desidia, ni el desaliento”.
Aseguró que entre los reformistas está renaciendo la Esperanza, “el invierno largo y frío ha terminado; la oscura noche que nos cubrió, ha terminado. Nuevas puertas se están abriendo. Y nos indican, que el reformismo vibra; que el reformismo vive; que el gallo está cantando cada día más fuerte, y que “El sol no se ha puesto aún por última vez”, para el “Partido Reformista”, resaltó.
Dijo asimismo que por primera vez en nuestra historia política interna, “hemos escogido un candidato presidencial sin traumas, de manera que la Ley de la sobrevivencia nos ha cohesionado. La esperanza nos ha unificado; y los objetivos comunes que hoy enarbolamos, indican que el reformismo es el nuevo color de la esperanza”.
LA PATRIA NOS NECESITA
Quique Antún manifestó que como candidato presidencial trabajará para que impere nuevamente el entusiasmo en las filas del reformismo y para que no se desilusionen, ni se rindan, “ni se vuelvan apáticos a las luchas políticas, porque la patria nos necesita a todos”.
“Reconstruir los sueños de Duarte de una patria libre y soberana exige la voluntad y el esfuerzo de todos. Y ha llegado la hora de mancomunar esfuerzos”, agregó.
Ha llegado la hora –dijo- de caminar unidos en procura de reconstruir la Patria que nos negaron.
En ese orden, afirmó que el país reclama una política migratoria responsable, que controle el acceso por nuestras fronteras, respetando los derechos humanos, “pero garantizando con absoluta integridad, la seguridad e intereses de nuestro territorio, en el marco de una política exterior ajustada a nuestra nacionalidad y a los valores internacionales de nuestros tiempos”.
“Somos un Estado libre, independiente y soberano, y como tal tenemos el derecho de decidir las políticas y las leyes que garanticen la seguridad y el bienestar de nuestro pueblo, siempre conservando la solidaridad que nos ha caracterizado a través de nuestra historia”, destacó.
Sostuvo que el Estado debe ser un buen padre que protege con valor y dignidad a sus hijos y a su familia, “sin agredir a sus vecinos, pero haciendo valer sin dobleces, los derechos adquiridos”.
Finalizó diciendo que “¡Ha llegado la hora del cambio! ¡Ha llegado la hora del reformismo! ¡Que suene en todo el país, el canto firme y viril del gallo colorao, anunciando que el reformismo está en las calles, decidido a cambiar la historia¡”.
CANDIDATOS A SENADORES
En el marco de la asamblea, también fueron seleccionados como candidatos a senadores, Johnny Jones, por el Distrito Nacional; José Hazim Frappier, por San Pedro de Macorís; Félix Vásquez, por Sánchez Ramírez; Louis Bogaert, por La Romana; Bernardo Santana Páez, por El Seybo; Eddy Alcántara, por la Provincia Santo Domingo; Niño Fermín, por Monseñor Nouel; Héctor Rodríguez Pimentel, por Montecristi; Santiago Piña, por Samaná; Benny Metz, por San Cristóbal, y Andrés Berroa, por Hato Mayor; Luis José González Sánchez, por Bahoruco; Jesús María Paniagua hijo, por Azua.
CANDIDATOS ALCALDES
Igualmente fueron elegidos como candidatos a Alcaldes los dirigentes reformistas José Enrique Sued, por Santiago; Sergio Cedeño, por San Pedro de Macorís; Elvis Rosario, por San Cristóbal; Wellington Mejía, por Bonao; Carlos Balbuena, por Puerto Plata; Odalis Vega, por Hato Mayor; José Elías Peguero, El Seybo; Benigno Núñez Reyna, por Ramón Santana; Federico Soriano, por Quisqueya; Ito Rodríguez, por Los Llanos; William Álvarez, por Maimón; Mateo Arias, de Gaspar Hernández; Israel Brito, Luperón; William Olivence (El Chamo), Sosúa; Norberto Batista, Imbert, entre otros.