lunes, 2 de febrero de 2015

¡Qué suerte tiene Hatuey...!

¡Qué suerte tiene Hatuey...!
Hatuey De Camps
Es probable que no conserve todas aquellas relaciones de los tiempos de María Castaña y de los años de gloria del gobierno de Jorge Blanco, pero sin duda Hatuey De Camps es un suertudo para que los amigos lo quieran de verdad y para siempre... Aunque le hayan dado un par de “tumbes televisivos”.
Miguel Vargas es uno de esos amigos de siempre, pero que ni decir el único y tal vez ni siquiera el mejor. Por ahí también andan Gamundy, Mabí, Henry, Chichao, Marmolejos, Fulgencio y otras remembranzas... Y eso, que se le murió el doctor Benoit, que hasta un retrato suyo tenía en la pared de su casa.
Hatuey también es solidario y cuando quiere se entrega por un amigo, a pesar de que no es muy dado a reconocer que otros, como él, tienen talento y derecho a avanzar políticamente aunque se hayan cobijado en su frondosa sombra de antaño.
Sus celos en la amistad son tan viejos como sus siete décadas de existencia.
Dejo testimonio de mi amistad y admiración por Hatuey desde que lo conocí en los años tumultuosos de la universidad, mi época de reportero lacrimógeno...
La carta de un amigo…
Miguel Pineda López, colega de “long time” y amigo sincero de Hatuey, me escribe: “César, tu exitoso ejercicio periodístico, tanto en la prensa escrita como en la televisión, se ha caracterizado por la objetividad a pesar de las legítimas simpatías políticas. Conozco los afectos y los intereses que se mueven en este difícil quehacer de la comunicación porque quien suscribe también lo ha practicado durante casi 40 años.
“Es falsa de toda falsedad tu injusta afirmación de que Hatuey De Camps es un político que habla mucho y no dice nada. Es todo lo contrario: Al Cacique, hasta sus más enconados adversarios, le han reconocido su extraordinaria visión, agudeza, olfato y coherencia.
“Los tres grandes líderes históricos del país: Bosch, Balaguer y Peña Gómez, resaltaron una y otra vez las condiciones excepcionales de Hatuey, y en una ocasión, visitando la antigua residencia de Don Juan en la César Nicolás Penson, a raíz de un enfrentamiento que sostuvimos con el insigne líder perredeista, a la sazón síndico del Distrito Nacional, me confesó que el verdadero político del PRD era Hatuey De Camps, afirmación confirmada posteriormente por el doctor Euclides Gutiérrez Félix”.
… La situación del PRD
La carta de Pineda López analiza más adelante la situación actual del PRD: “El ingeniero Miguel Vargas, satanizado y acusado erróneamente de ser el responsable de la derrota de Hipólito Mejía, ha estado mediatizando un poco el irreparable daño de la división, pero el que sabe de política y conoce la idiosincrasia de los perredeistas está consciente de que sería un verdadero suicidio electoral concurrir a los próximos comicios en las condiciones actuales. “Anótalo, César: el PRD institucional, el que está tratando de encausar Vargas Maldonado, si no logra el regreso de Hatuey De Camps está expuesto inclusive a perder su personería jurídica y en el mejor de los casos disminuir su cuota congresional y municipal.
“En todas las victorias del PRD el trabajo de Hatuey ha sido determinante, porque para bien o para mal es el líder político de oposición con más visión, experiencia y autoridad moral…” La lealtad del colega Pineda López a Hatuey De Camps ha resistido el paso inclemente de los años sin sufrir la más ligera erosión… ¿…Le ha correspondido Hatuey a esa amistad leal y sincera…?
Por César Medina ;-
lobarnechea1@Hotmail.com