martes, 3 de febrero de 2015

Medios de Haití apoyan a periodistas RD

Los periodistas afectados
dicen que la publicitaria
que sostiene una campaña
en su contra trabajó con
la FNP.
EL GREMIO LLAMÓ AL GOBIERNO DOMINICANO A IDENTIFICAR A LOS RESPONSABLES 
La Asociación de Medios Independientes de Haití (AMIH) condenó ayer las supuestas amenazas contra un grupo de periodistas en República Dominicana, e hizo un llamado a las autoridades de este país a ordenar una inmediata investigación para identificar, arrestar y llevar ante los tribunales a los responsables de estos “actos intolerables”.
La AMIH instó a las asociaciones periodísticas de la isla y del mundo a seguir de cerca la situación que se desarrolló en territorio dominicano y “a movilizarse de manera que la libertad de prensa amenazada en República Dominicana por sectores ultranacionalistas, sea preservada”.
“Estas amenazas contra los periodistas dominicanos involucrados ocurren en medio de un ambiente de promoción de enfrentamientos entre dominicanos y haitianos”, dijo la entidad en un comunicado.
En Santo Domingo, el Colegio Dominicano de Periodistas (CDP) condenó la campaña de “odios, injurias, difamaciones y las amenazas de muerte desatada contra los periodistas Juan Bolívar Díaz, Huchi Lora, Roberto Cavada y Amelia Deschamps.
Olivo De León, presidente de la organización, calificó de muy grave la situación denunciada por los profesionales del Periodismo y una muestra de la intolerancia de sectores que no soportan la convivencia democrática.
Hizo un llamado al procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito; a la fiscal del Distrito Nacional, Jenny Berenice Reynoso; al jefe de la Policía Nacional, mayor general Manuel Castro Castillo, para que dispongan una investigación de estas denuncias y sometan a la justicia a los responsables.
Asimismo, pidió la intervención del presidente Danilo Medina para detener la campaña que no contribuye más que para generar odios, malquerencias y división del pueblo dominicano, y dijo que con la identificación de determinadas personas e instituciones, como lo hacen los periodistas afectados por esta situación, es fácil para las autoridades determinar ciertas responsabilidades, de manera que si no actúan se estarían haciendo cómplices por omisión.