viernes, 27 de febrero de 2015

Más sobre espirales de silencio y mediáticas (IN) justicias

Los hechos
Fue en los gobiernos de otro partido que no era el PLD y otro presidente que no era Leonel Fernández, donde el personaje que el resentimiento político ha convertido en el interactivo de moda, fue enganchado y ascendido a oficial del Ejército Nacional; donde sobrevivió a la recomendación y solicitud de cancelación de parte del secretario de las Fuerzas Armadas de entonces a su comandante en jefe, según testimonio expresado bajo juramento. Por otro lado, fue una autorización del presidente del gobierno peledeísta, la que hizo posible que el Don fuera apresado y posteriormente extraditado a los Estados Unidos. 
Las evidenciasHay evidencias, pruebas, documentos, fotos que demuestran que durante el gobierno de otro presidente, de otro partido que no eran ni Leonel Fernández ni el PLD, el muy señor Don sólo recibió especiales tratos, beneficios varios, parqueadas desmemorias, sorderas convenientes.
Sin embargo, a pesar de todas estas evidencias, el ex capitán se aparece ahora en emisoras de radio y televisión, y sin una sola prueba, documento, video, foto o testimonio, apoyado tan solo en su devaluada palabra, viene y arremete contra quien, repito, autorizó su apresamiento y firmó su extradición. ¿Y entonces? ¿De dónde ha salido esta canción? Esta es la canción de la ignominia, del intentar vencer con insultos  y mucha difamación a quien no se ha sido capaz de vencer ni en las urnas y ya ni siquiera en las encuestas. Y todo a partir de dos libros que cité aquí el martes: “La Espiral del Silencio”, e “(IN) Justicia mediática” .
El rencor resentido muestra sus intenciones...  Después de haber sido enviado a las cloacas de la maledicencia a partir de noviembre de 2012, Leonel Fernández ha ido recuperando el terreno perdido hasta llegar a encabezar hoy las preferencias electorales de los votantes, al tiempo que el presidente Danilo Medina insiste en concentrarse en gobernar de la mejor manera posible, y no hace ningún esfuerzo por propiciar ñpersonalmenteñ una modificación constitucional que le permitiría reelegirse; además, el grupo de peledeístas que hace meses recorre el país promoviendo sus aspiraciones a la candidatura presidencial, no acaba de “cuajar” en las preferencias electorales, según las encuestas. Si algo faltaba, el PRD sigue dividido en M, y uno de sus aliados importantes, el partido MODA, rompe los partidos blancos y firma una alianza programática con el PLD, al tiempo que Guillermo Moreno y su partido se niega a una alianza con los PRDs, y reitera que estos y el PLD son más de lo mismo, y que lo suyo es enfrentar a la “partidocracia reinante”, que siempre digo.  
El escenarioEn el escenario actual, sólo la reelección podría frenar la candidatura peledeísta de Fernández, pero el presidente Medina, (consciente de que él y Leonel son parte del mismo ciclo político, y preocupado por su imagen ante la historia) resiste las presiones de sirios y troyanos, presiones incluso de quienes en 2012 prefirieron apoyar a Hipólito Mejía, que a un tris estuvo de derrotarle. Ha sido este escenario el que ha obligado a la aparición de don Quirino quien, estimulado por los vencidos por Leonel... en cinco ocasiones, ha decidido lanzarse al estrellato de los interactivos mediáticos, en mediática venganza contra el culpable de su desgracia, lo que a uno le parece lógico y hasta humano. Entiendan al ex capitán Castillo: Lo extraño sería que le rindiera homenaje de agradecimiento. El agradecimiento sin fondo de Paulino Castillo, no puede ser hacia el hijo “de su santa madre” que autorizó su apresamiento y firmó su deportación, sino para quienes les protegieron de muchas formas, casi todas bien documentadas o admitidas bajo juramento. Con su permiso.