domingo, 8 de febrero de 2015

Asesinato del líder de Hezbolá: ¿Qué quiere ocultar la CIA al pueblo estadounidense?

La revista estadounidense 'Newsweek' logró investigar los detalles del asesinato del histórico comandante supremo militar del grupo Hezbolá, Imad Mughniyeh. Durante un año, guardó los resultados de su investigación en secreto bajo petición de la CIA.
Para no dar paso a la historia, la CIA presionó a los editores tanto por teléfono como en la reunión que mantuvieron en la sede de la agencia en Langley, estado de Virginia. 'Newsweek' satisfizo la solicitud, según el editor jefe Jim Impoco. "En el contexto geopolítico de aquel momento, la CIA argumentó el pedido de forma muy convincente", puntualizó Impoco, recoge el diario 'The Politico'.
Impoco se negó a revelar qué motivos había dado la Agencia para argumentar la necesidad de detener la publicación. La CIA, a su vez, también rechazó comentar el asunto.
Imad Mughniyeh, considerado uno de los extremistas más buscados del mundo, murió el 12 de febrero del 2008 en Damasco, al explotar un coche bomba. Tanto Israel como EE.UU. negaron su implicación en el caso. Unos seis años después el periodista de 'Newsweek' Jeff Stein decidió que tenía suficientes fragmentos del rompecabezas para publicar la historia que confirmaba que eso no fue así. Pero la revista decidió "respetar la petición de la CIA". 
'Newsweek' estuvo firme en su palabra durante un año, hasta el momento en que otro medio, el diario 'The Washington Post', decidió sacar a la luz una investigación propia. Según revela 'The Politico', 'The Washington Post' también se enfrentó a una petición de la CIA y respondió a esa solicitud demorando la publicación por dos semanas y media.
Tras el citado acuerdo 'The Washington Post' tenía previsto publicar la historia en su portal el sábado 31 de enero y en papel el domingo, tal y como suele hacer con todas sus primicias importantes. Pero el diario se dio cuenta de que la CIA avisó a otros medios de comunicación de que la historia estaba por salir y optó por darle paso de inmediato: el 30 de enero por la noche el artículo apareció en la página web de 'The Washington Post'. Unas horas después, la madrugada del 31 de enero, 'Newsweek' publicó su versión.
Ambas historias coinciden en que el plan del atentado contra Mughniyeh fue autorizado en persona por el entonces presidente George W. Bush y que fueron los especialistas de la CIA quienes ayudaron a diseñar y probar la bomba que se cobró la vida del líder de Hezbolá. Pero también hay diferencias. 'The Washington Post' postula que la bomba fue activada desde Tel Aviv, por agentes del Mossad que estaban en comunicación permanente con sus colegas de la CIA en Damasco. Según 'Newsweek', un agente del Mossad identificó a Mughniyeh y suministró inteligencia, pero la CIA activó la bomba.