miércoles, 4 de febrero de 2015

Abogado de Dream (FERNANDO ARTURO BÁEZ GUERRERO) revela cómo se salvó de atentado

Antonio Carbone guarda ahora
prision preventiva, acusado de
intento de asesinato, junto a su
hernamo Francesco, del abogado
Fernando Arturo Báez Guerrero,
el 1 de diciembre de 2014.
IMPUTADO EN FALLIDO PLAN DE ASESINATO TIENE 5 DÍAS PARA APELAR SU PRISIÓN 
Santo Domingo;- A Fernando Arturo Báez Guerrero lo salvó un ligero cambio en sus costumbres. Solía quedarse unos minutos recogiendo cosas en su carro, un Jaguar de colección “el último modelo de la Jaguar que se construyó a mano en Inglaterra”, pero ese día salió de inmediato. Luego vino la explosión… y las llamas.
El primero de diciembre de 2014 pudo ser el último lunes de Báez Guerrero, al menos eso aseguró a las autoridades del ministerio público.
En un interrogatorio que le practicó la Fiscalía del Distrito Nacional, y del cual periodistas obtuvieron copia, Báez Guerrero acusó a los hermanos Antonio y Francesco Carbone de intentar asesinarlo, junto a otro hombre identificado como Jorge Andrés Kan Lijtenstein, alias Andrés Kan, en la querella presentada por su abogado Abel Rodríguez del Orbe. Antonio Carbone guarda prisión preventiva por el hecho, y se sospecha que su hermano se encuentra en Canadá, de donde ambos son oriundos. Carbone tiene 5 días para apelar esa medida de coerción.
¿Por qué querrían los hermanos Carbone deshacerse de Báez Guerrero? Su trabajo como administrador de Dream Casinos Corporation, S.R.L., en representación de los intereses de Michael Pajak, le ubica en la acera contraria a los Carbone, quienes sostienen una disputa por la propiedad de la empresa con Pajak, que ha estado salpicada de episodios violentos como el asalto al edificio corporativo de Dream, en la avenida Los Próceres en diciembre de 2013 y por el que fueron detenidas 23 personas.
Tanto los Carbone como Pajak, que iniciaron juntos la compra de casinos y bancas de apuestas deportivas y de lotería en el país y Jamaica, fueron demandados en Ontario, Canadá, por fraude por el inversionista Michael DeGroote, quien habría facilitado al grupo en calidad de préstamo unos $100 millones de dólares.
“Yo fui a ubicar la residencia”.
Juan Isidro Infante Sepúlveda recibió mediante un poder firmado por Antonio Carbone en su condición de gerente general de Dream Sport DCC, SRL, las funciones de “encargado de seguridad de todas las oficinas corporativas y encargado de recuperar todos los bienes de la empresa”, según el documento firmado el 7 de noviembre de 2014, bajo sello notarial.
“Ese día acordamos que ellos me pagarían US$10,000 mensuales para yo encargarme de recuperar las agencias de bancas y los bienes que ellos tenían, y que supuestamente les habían robado”, dijo Infante Sepúlveda durante un interrogatorio que tuvo lugar el pasado 6 de enero, fecha en la que también presentó una querella contra los hermanos Carbone por amenaza verbal.
“Yo fui con el señor Andrés Kan y dos personas más en una jeepeta Hyundai, verde claro, a ubicar la residencia del señor Báez y otro ciudadano extranjero, ubicamos la residencia del señor Báez… próximo a donde vive el señor Presidente de la República… no recuerdo bien la fecha, eso fue después del 15 de noviembre. El señor Kan le dijo a los dos jóvenes que nos acompañaban en el carro que ahí era que vivían los dos principales socios del señor Michael Pajak, esa fue una diligencia de ubicación y vigilancia, de hecho Kan así lo estableció”.
En noviembre de 2013, según reportes de prensa, Andrés Kan fue detenido por una patrulla de la Policía Nacional en la Estrella Sadhalá, de Santiago.
Transportaba dos metralletas AK47, dos pistolas calibre 45 y otros pertrechos. En esa ocasión, el Tribunal de Atención Permanente del Distrito Judicial de Santiago le impuso un mes de prisión preventiva.
En estas operaciones consta que
el abogado Fernando Arturo Báez
Guerrero tenía desempeño de
administrador de Dream Casinos
Corporation, S.R.L
Luego en la Corte de Apelación de Santiago se varió la coerción por libertad condicional, pago de una fianza y presentación periódica los últimos viernes de cada mes. Infante Sepúlveda lo identifica así: “Ese era que coordinaba las acciones con jueces y fiscales para tomar las acciones en Puerto Plata, San Pedro e Higüey”.
MÁS QUERELLAS CONTRA LOS HERMANOS CARBONE

Michael DeGroote, Fernando Arturo Báez Guerrero y Juan Isidro Infante Sepúlveda no son las únicas personas vinculadas a los hermanos Carbone que terminan demandándolos. El 20 de enero de este año, el empresario Edmond Felipe Elías Yunes responsabilizó a Antonio y Francesco Carbone, mediante una denuncia ante la Fiscalía del Distrito, “de cualquier situación, amenaza, atentado, agresión física o psicológica que le pueda acontecer tanto a él como a su familia”.
El documento, firmado por el abogado Carlos Olivares, explica la forma en que Elías, Pajak y Antonio Carbone entablaron una relación, primero de amistad y luego comercial, que devino en “conflicto producto de una negociación, un conflicto penal en el que se dictó un dictamen (sic) de archivo definitivo a favor del señor Edmon Felipe Elías Yunes” entre Pajak y Elías.
Según la denuncia, en la que se solicita una orden de alejamiento de los hermanos Carbone a favor de Elías, este acusa a los Carbone de realizar comentarios “relacionados a perpetrar, organizar y planificar un posible atentado en contra del señor Edmond Felipe Elías Yunes” y nombra testigos, además de señalar varias llamadas amenazadoras recibidas.